13 abril 2007

La reunión más esperada

La mítica banda del rock alternativo Sumo, disuelta luego de la muerte de su líder, Luca Prodan, hace casi ya 20 años, se reunió en el marco de la primera fecha del Quilmes Rock 2007, llevado a cabo en el estadio Monumental y deleitaron al público con tres canciones.
Los músicos Ricardo Mollo (guitarra) y Diego Arnedo (bajo) de Divididos, Germán Daffunchio (guitarra) y Alejandro Sokol (voz) de Las Pelotas, Roberto Pettinato, (periodista y saxofonista devenido en el animador de más histriónico de la televisión argentina), y el baterista Alberto “Superman” Troglio interpretaron al cierre del espectáculo Crua chan, Divididos por la felicidad y Debedé. Marcelo Rodríguez "Gillespi" tocó como invitado en trompeta.
El festival comenzó alrededor de las 17:30 cuando la histórica agrupación Bad Religión subió a las tablas con un clásico repertorio y con el estreno mundial del tema “Heroes and Martyrs” que formará parte de su próximo álbum, New maps of hell, que saldrá a la venta el 10 de julio de este año.


Las bandas argentinas


Luego de una hora, llegó el turno de Attaque 77, que demostró su calidad y sus intenciones de que se acaben las diferencias entre admiradores de bandas de distintos estilos musicales. Para eso interpretaron un popurrí de canciones que incluyeron “La gran bestia pop” de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota y “Prófugos”, de Gustavo Cerati.
Asimismo, el grupo punk asestó duros golpes contra el gobernador de Neuquén, Jorge Sobisch, por el asesinato del docente Carlos Fuentealba cometido por la policía de esa provincia y le dedicó el tema “Setentistas” al docente fallecido.
Más tarde, llegó Las Pelotas al escenario y además de interpretar clásicos como Uva y Shine, también hizo temas de su flamante disco Basta. Sin embargo, lo más aplaudido de su repertorio fueron las últimas tres canciones: “Esperando el Milagro”, “Capitán América” y “Hawai”, para el cual invitaron a Gillespi a interpretar su trompeta.
La cuarta banda en subir al escenario fue Catupecu Machu, que hizo los temas que acostumbra, con Zeta Bosio y Pichu de Cabezones como invitados.
De todas formas, los puntos más fuertes de la actuación fueron “Persiana Americana” de Soda Stereo y cuando el líder de la banda Fernando Ruiz Díaz tocó el bajo acompañado por la batería y en las pantallas gigantes del estadio se superponían imágenes de su hermano Gabriel, quien se encuentra en recuperación luego del terrible accidente de tránsito que sufrió hace 2 años.
Divididos, la aplanadora del Rock And Roll, se hizo del show a las 23 y sonó como un mastodonte pisoteando una y otra vez el estadio Monumental. Por supuesto que lo más esperado sería lo que sucedió al final del show, cuando se sumaron a la actuación el resto de los Sumo.

This album is powered by BubbleShare - Add to my blog



He Dicho
A.M.

2 comentarios:

Persio dijo...

algo lei hoy de esto q bien, falta el pelado!!!
aunq siempre stará presente!

Victor Burgos dijo...

20 años no son nada. Creo que sumo marco un antes y un despues en el rock nacional. Si, el rock nacional