20 enero 2007

Viene dura la mano

La labor de un PERIODISTA se desarrolla a lo largo de las 24 horas del día, en una continua batalla contra la mentira y en eterno enfrentamiento, a veces con imbéciles –la mayoría de las ocasiones-, pero en otras oportunidades con gente muy poderosa y/o cínica que es capaz de cualquier cosa con tal de que no desvele algún tejemaneje, negociado, homicidio, etc.
Ayer fue asesinado en Estambul un periodista de origen armenio llamado Hrant Dink. Hoy la prensa turca sólo pudo encontrar una simple palabra para semejante atrocidad: “traición”. Asimismo, los periódicos instaron a convertir el funeral del periodista en un acontecimiento masivo en nombre de la paz y la democracia.
En cinco días se cumplen 10 años de la muerte del periodista gráfico José Luis Cabezas. Muchos sí lo olvidaron. Lo único que se recuerda es el chiste de si Yabrán efectivamente está muerto o si enterraron a un muñeco.
El año pasado fue uno de los más sangrientos para los periodistas con al menos 81 asesinados en 21 países, por cumplir con en el ejercicio de su profesión o por expresar sus opiniones. Además, la organización Reporteros Sin Fronteras determinó que durante ese período 871 periodistas fueron detenidos, 1472 agredidos o amenazados y 912 medios de comunicación fueron censurados. (Fuente: Radio 36-Uy)
Brevemente, queda demostrado que la vida del periodista no es tan fácil, y que la profesión, que ha sido denostada por algunos sinvergüenzas inescrupulosos, encarna una pasión y un cúmulo de atribulaciones que difícilmente se sientan en otros ámbitos fuera de los artísticos. ¿El periodismo es un arte?, es probable, vaya a preguntarle a su almacenero, yo no lo se.



He Dicho
A.M.

1 comentario:

Co.! dijo...

Jaja
esto es genial!
me encanta!
Qerido ale
una ves mas
demostro ser
un señor original!

pelados con pipa!
x dios ajaj!

Hasta luego!
Cuidese!

Co.!